La Justicia pidió informes sobre la crítica situación del Zoo de Córdoba.

La resolución se da en el marco de un nueva presentación de un grupo de ONGs de la provincia que denuncia el empeoramiento de la situación de los animales durante la Pandemia.


El pasado 11 de mayo, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de la Provincia de Córdoba hizo lugar a un pedido excepcional durante la Pandemia y solicitó informes urgentes respecto de la situación de los animales no humanos que habitan en el Zoologico de la capital de esa provincia.


El centenario establecimiento aloja a más 300 ejemplares de diversas especies entre las que se cuentan tigres, elefantes, monos, reptiles, osos y otros grandes mamíferos; los que de acuerdo a lo denunciado se encontrarían en grave estado debido a la crisis económica que se ha generado por la falta de visitantes durante la Pandemia.

Los denunciantes indican que "se han muerto aproximadamente veintiséis (26) ciervos, se han robado reiteradamente reptiles y otras especies, se continúa con la acumulación de aves en jaulas inapropiadas; la situación de los osos y de los hipopótamos continúa siendo cruel, a punto que murió un hipopótamo; se ha detectado que muchas especies incluidas en el inventario del segundo semestre de 2018 no se encuentran actualmente en el zoológico, todo lo cual acredita la falta de un buen manejo, de seguridad y de cuidado"

Asimismo, indican que la situación se agravó profundamente debido a la critica situación económica que transita el Zoo, que habría llevado a que el mismo no haya podido abonar los salarios de sus empleados y comprar la comida correspondiente para los animales.


En ese marco, un tribunal de la Provincia de Córdoba ha solicitado información actualizada del estado de las acciones implementadas en el Jardín Zoológico. tanto al concesionario de la explotación del Zoológico, como al Municipio de la Ciudad y a las autoridades ambientales provinciales a fin de determinar situación actual de los animales no humanos.

La sentencia establece que "los animales del Jardín Zoológico de Córdoba además de pertenecer al patrimonio natural (Ley 22.421 de Conservación de la Fauna Silvestre, a la que se adhirió la Provincia de Córdoba mediante Ley 7343), también integran el patrimonio cultural, social y ambiental de la ciudad de Córdoba y tiene preferente tutela constitucional en la denominada Constitución Ecológica o Estado de Derecho Ambiental federal (art. 41 y 43 C.N.) y, por tanto, forma parte del patrimonio colectivo."

Por último, la Justicia destaca el rol de las ONGs en la defensa de los derechos de los animales no humanos mediante la cooperación en las acciones necesarias para fomentar un estado satisfactorio de bienestar, que asegure que los animales se encuentren sanos, confortables y bien alimentados, que puedan expresar su comportamiento innato y no sufrir dolor, miedo o estrés.


Descarga la sentencia completa aquí.


——— Contactanos

——— Subscribite

Todos los derechos reservados. Copyright© 2020. Hecho con ♥ en  HUMANA