• Miércoles 13 de Diciembre de 2017
  •  
      Dejá tu comentario

    La primera escuela sustentable en Latinoamérica

    30 | 08 | 2016

    El nuevo edificio fue inaugurado a mediados de abril. Tiene 270 metros cuadrados y fue construido gracias al trabajo de 200 voluntarios y becarios, quienes fueron dirigidos por el arquitecto estadounidense, Michael Reynolds, creador del sistema Earthship de construcciones armoniosas con la naturaleza.

    La localidad uruguaya de Jaureguiberry, en el departamento (provincia) de Canelones (sur), abrió las puertas de la primera escuela pública sustentable de América Latina, tras mes y medio de construcción a base de materiales reciclados, informaron fuente oficiales.

    Martín Espósito, coordinador de Tagma, la organización que se creó para llevar a cabo el proyecto, afirma que siguieron cuatro años de trabajo para conseguir los permisos, la atención de Earthship y la financiación. Aunque los números no están cerrados, estiman que la cifra total de la escuela ronda los 300 mil dólares.

    Para su construcción se utilizaron neumáticos, botellas de vidrio, metros cuadrados de cartón y latas de aluminio

     El diseño de la nueva edificación fue obra del arquitecto estadounidense Michael Reynolds, creaador de Earthship, quien desde hace 45 años se dedica a la construcción de viviendas autosustentable.

    La construcción de este edificio, iniciada en febrero, implicó la utilización de 2.000 neumáticos, 5.000 botellas de vidrio, 2.000 metros cuadrados de cartón y 8.000 latas de aluminio.
    La escuela recibe energía mediante paneles fotovoltaicos y molinos de viento y el modelo constructivo utilizado permite generar energía eléctrica, calefacción, agua corriente y alimentos orgánicos.
    Este centro educativo, ubicado a unos 80 kilómetros de Montevideo, funciona como escuela rural y recibe a 100 alumnos.
    “La escuela promueve valores sustentables, intrínsecos también en la concepción de la marca país”, explicó a Efe Carámbula, para quien el sello de Uruguay Natural “avala y reconoce los esfuerzos realizados por la sociedad civil de la zona, el grupo promotor de la iniciativa y las empresas e instituciones que aportaron”.
    El proyecto pudo concretarse con el apoyo de más de 200 empresas e instituciones del país suramericano y en su construcción, que duró siete semanas, participaron más de un centenar de voluntarios de 30 países.

    ¿Cómo nació el proyecto en Uruguay?

    Michael Reynolds visitó Uruguay, para presentar el proyecto de “Una Escuela Sustentable” y en entrevista con LARED21.TV  contó que el proyecto surgió de “un grupo de gente aquí que quería construir una escuela para niños que están utilizando en este momento una casa como escuela, dando clases en el living y en un dormitorio. También querían una escuela que fuera sostenible, y nosotros hacemos edificaciones sostenibles, y nos contactaron para ver si estábamos interesados en hacerla. Nos juntamos y allí surgió el proyecto”.

    El proyecto fue de declarado en Uruguay de Interés Ministerial por el Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y el Ministerio de Relaciones Exteriores y cuenta con el apoyo de la Administración Nacional de Educación Pública y la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República.
    Fuente: infobae – lr21 – el observador
    
    Comentar esta nota

    Deja un comentario

    Los comentários publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la acepatación del Reglamento.