• Viernes 18 de Agosto de 2017
  •  
      Dejá tu comentario

    Fundación Expoterra

    14 | 03 | 2012

    Un concepto, una idea, una forma de pensar y vivir, una manera de transmitir y difundir cultura ambiental.

    Nos proponemos convocar a todos los sectores de nuestra sociedad que se sientan interesados en involucrarse y participar en desarrollos, actividades y temáticas relacionadas con la protección del medioambiente. El único requisito para ser parte consiste, justamente, en sentir la necesidad de aportar algo que contribuya al logro del objetivo principal consistente en intentar dejar como herencia a nuestras futuras generaciones un mundo un poco más habitable y saludable que el que actualmente tenemos.

    En esta convocatoria no hacemos distinciones de ningún tipo. Nuestra fundación posee como rasgo distintivo el hecho de estar integrada por personas y grupos de diferentes facciones y extractos. Por eso, pretendemos englobar en nuestro ámbito de trabajo a integrantes del mundo de las ciencias; tanto de las duras, de las blandas, de las sociales, de las jurídicas, de las naturales como de las económicas. También queremos integrar a los artistas, a los deportistas, a los pensadores, a los empresarios, a los integrantes de agrupaciones sociales intermedias y, por qué no, a los adherentes a diversos partidos políticos. Por otra parte, quienes toman decisiones importantes en determinadas instituciones de nuestro país también están convocados. Nos referimos a jueces, funcionarios públicos y profesores universitarios.

    Además de todos ellos, y fundamentalmente, pensamos fuertemente en una participación de la sociedad en general, de la gente común, de cada una de las personas que día a día está en contacto y convive con los problemas ambientales.
     
    La fundación se propone actuar como espacio libre y democrático dentro del cual se generen -de manera formal o informal, espontánea o programada- todos y cada uno de los debates e intercambios que en torno a la cuestión ambiental nos requiera nuestra sociedad. No propiciamos una visión catastrófica de la “cuestión ambiental”. Ello nos llevaría a pensar que ya nada podemos hacer para cambiar el estado de cosas actual porque todo está perdido a causa de que los daños son irreversibles. Tampoco formamos parte de una “visión fundamentalista” sobre la temática ambiental. Por ello es que la convocatoria es amplia. Entendemos, firmemente, que todos los sectores de la sociedad están o podrían estar interesados en incorporar la variable ambiental a sus actividades, por más diversas que ellas fueren.

    El desafío, entonces, es grande. Nuestra idea es que cada uno de nosotros -los ambientalistas y los no ambientalistas, los de la capital y los del interior, los de una raza y los de las otras, los de una preferencia política y los de las otras, los de altos recursos y los de bajos recursos, los profesionales y los legos, los empresarios y los trabajadores- destinemos al menos una parte del poco tiempo libre que poseemos para encolumnarnos en esta “batalla cultural” en pos de la protección del ambiente.

    
    Comentar esta nota

    Deja un comentario

    Los comentários publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la acepatación del Reglamento.